Pérdida Recurrente de Embarazo

¿Qué es la perdida recurrente de embarazo?

La pérdida recurrente de embarazo o aborto de repetición se define como una enfermedad por la que una mujer tiene 2 o más pérdidas espontaneas de embarazo.

Existen varios criterios para definir el aborto de repetición. Algunos consideran las pérdidas de gestaciones clínicas (confirmadas por ecografía) y bioquímicas (detectada únicamente con prueba de embarazo); y otros únicamente las clínicas para elaborar el diagnostico.

¿Cuáles son las causas de las perdidas recurrentes de embarazo?

Hay una variedad de motivos por los cuales una mujer puede tener más de un aborto involuntario.

La edad materna juega un papel fundamental en la capacidad reproductiva. A partir de los 35 años la probabilidad de embarazo es significativamente menor.

Causas genéticas:

Muchos abortos involuntarios que ocurren durante el primer trimestre se deben a anomalías genéticas en el embrión. La edad de la mujer influye en el riesgo de sufrir un aborto involuntario debido a alteraciones cromosómicas. Este aumenta desde un 10% a un 15% en mujeres de menos de 35 años y puede aumentar hasta más del 50 % en mujeres mayores de 40.

Causas anatómicas:

La forma anormal del útero de una mujer puede ser causa de pérdidas de embarazo. Se recomienda el estudio de la cavidad en busca de malformaciones congénitas, sinequias o miomas.

Causas medicas:

Podemos enumerar las causas médicas según sea el factor que las ocasiona. Así, podemos diferenciar entre:

  • Alteraciones endocrinas. La función tiroidea (TSH y anticuerpos antitiroideos), la diabetes, la resistencia a la insulina y la obesidad sin tratar pueden ser causa de pérdidas recurrentes de embarazo.
  • Anomalías del sistema autoinmune o del sistema de coagulación de la sangre (Trombofilias)
  • Factores inmunológicos: ·Elsistema inmunitario desempeña un papel clave en el embarazo. La tolerancia materna puede verse alterada y poner en riesgo el desarrollo del embrión. Las alteraciones en la respuesta inmune protectora de la madre podrían conducir al aborto.
  • El síndrome antifosfolípido: es un trastorno autoinmune por la presencia unos anticuerpos (anticuerpos antifofolípidos) que interfieren con la coagulación. Es la única causa no genética que ha demostrado ser origen de pérdida recurrente de embarazo.

Diagnóstico y tratamiento del aborto de repetición

*Cariotipo en sangre periférica: El análisis del cariotipo de cada miembro de la pareja permite determinar anomalías cromosómicas en el número o la estructura genética de los mismos.

El diagnóstico genético preimplantacional (DGP) está recomendado en aquellas parejas que presentan alteraciones, Robertsonianas o translocaciones reciprocas, en sus cariotipos.

*Estudio de trombofilias congénitas: Estos incluyen principalmente las mutaciones del factor V de Leiden, la mutación del gen de la protrombina y las mutaciones del gen MTHFR. El tratamiento de las pacientes afectadas por una trombofilia congénita con HBPM puede mejorar el pronóstico reproductivo.

*La detección de los valores de TSH, en pacientes con historia de abortos previos, estaría recomendado dentro del estudio básico, así como su tratamiento frente a una nueva gestación.

*Estudiar el Síndrome antifosfolípido: El diagnóstico del SAAF requiere la positividad en dos determinaciones separadas en menos de 12 semanas en los anticuerpos antifosfolípidos circulantes: anticoagulante lúpico, anticuerpos anticardiolipina y anticuerpos anti-B2 glicoproteína-I. El tratamiento combinado de AAS y HBPM a dosis profilácticas, reduce claramente el riesgo de aborto

*Valoración de la cavidad uterina: La histeroscopia, la ecografía y la histerosalpingografia son las pruebas de detección de las anomalías uterinas. Se trata de valorar adecuadamente el contorno uterino tanto interna como externamente.

El tratamiento mediante metroplastia lateral y fúndica puede reducir el riesgo de recurrencia de abortos.

*Estudio inmunológico se recomienda en pacientes en cuyo caso se han descartado las causas genéticas, anatómicas, endocrinas y autoinmunes.

El diagnóstico de estos problemas conlleva la realización de una batería de pruebas, análisis de sangre, donde se descartan anticuerpos relacionados con problemas en la gestación. Se observa cómo está el sistema inmunológico, el estado inflamatorio y la incompatibilidad HLA-C.

La Dra. Silvia Sánchez Ramón es pionera en el campo de la Inmunología Reproductiva. Su equipo de Inmunólogos clínicos diagnostica y trata los factores inmunológicos implicados en el proceso de la reproducción humana.