endometriosis

Qué es la endometriosis

La endometriosis es una enfermedad benigna crónica que afecta al 10% de las mujeres en edad reproductiva.
Se produce porque el tejido que forma el revestimiento interior del útero (endometrio) se encuentra fuera de éste, generalmente afectando a la zona pélvica y abdominal (ovario, trompa de Falopio, peritoneo, vejiga, intestinos, etc…).

Una de las teorías que se defienden es que parte de la menstruación discurre en recorrido inverso al que debería, es decir, por las trompas de Falopio y cae al abdomen en lugar de hacerlo hacia el exterior del cuerpo. Aunque hay muchas mujeres a las que les ocurre este fenómeno y no padecen la enfermedad.

Es una enfermedad de causa desconocida que puede causar dolor e infertilidad pero se sabe que responde a los cambios que producen los estrógenos.

Una de las teorías que se defienden es que parte de la menstruación discurre en recorrido inverso al que debería, es decir, por las trompas de Falopio y cae al abdomen en lugar de hacerlo hacia el exterior del cuerpo. Aunque hay muchas mujeres a las que les ocurre este fenómeno y no padecen la enfermedad.

No se puede descartar la posibilidad de un factor hereditario, pues se puede presentar en varios miembros de una misma familia (madre, hijas, sobrinas,).

Puede provocar implantes (placas pequeñas), nódulos (placas grandes) y endometriomas (quistes en los ovarios).

A quién afecta la endometriosis:

La endometriosis es un proceso de evolución imprevisible. Se diagnostica con mayor frecuencia en las mujeres entre 25 y 40 años.

Síntomas de la endometriosis:

La mayoría de las mujeres que padecen endometriosis presentan síntomas leves o incluso pueden no presentarlos, pero en ocasiones, la intensidad del dolor impide realizar la vida diaria con normalidad.

Tratamiento:

El tratamiento de la endometriosis depende de la gravedad de la enfermedad y los síntomas que presente la paciente. Si no quiere tener hijos, la opción puede ser una terapia de gestágenos orales (Visanette®, Cerazet®) o combinarla con un dispositivo intrauterino de levonorgestrel.

Si además la paciente precisa cirugía, su función ovárica se podría ver afectada, por lo que se recomienda preservar la fertilidad previamente a la intervención.

Endometriosis y embarazo:

Si la paciente tiene deseos gestacionales, el tratamiento que puede recibir son analgésicos o antinflamatorios. La cirugía está indicada además en los casos en los que existen grandes endometriomas para aliviar el dolor y mejorar la fertilidad, aunque no se puede asegurar que tras ésta la paciente vaya a quedar embarazada. Para poder aumentar las posibilidades de embarazo en pacientes con endometriosis se puede recurrir a técnicas de reproducción asistida.

El embarazo mejora notablemente la enfermedad, pues durante la gestación, los ovarios permanecen en reposo en la producción de hormonas y por lo tanto, se paraliza la progresión de la enfermedad por la atrofia de los focos de endometriosis.